Friday, September 5, 2008

project-sky meets london


Same old western tale. Cash machines -can't manage with out those massively pricey pounds! Then, Oxford tube stop. Same old, same old. H&M, Gap, Starbucks... If it weren't for that rather satisfying scale, I'd say this was NY. It isn't. This is London, were traffic runs the other way around and working days start much earlier than what we're used to and were more than 300 languages are spoken. A never-finished city, now preparing itself to host the 2012 Olympics. We found cranes everywhere we looked. EVERYWHERE. Wonder when it will all be finished. Seems like it won't soon.








Ver mapa más grande


Shopping bags danced their way through Oxford St .
We tried to understand the consumers point of view. We introduced/camouflaged a video camera in a shopping bag and walked through Oxford St. disguising ourselves as another frenetic shopper.
BUY BUY London...
We gave away sky for the people in Carnaby St. Bond st and in the rest of Soho .








London is the last station of the experiment.

4 comments:

Anonymous said...

vaya barbucia que te has dejado pirata!

Pablo el Mozo de Mendoza said...

¿Es Jose o el doble de Jose? ¡Triunfadores! ¡Lo habéis hecho!

De premio, os regalo un relatito. Sucedió el otro día.

"El orden natural.

Betty se había mostrado partidaria de quedarnos un día más en la montaña. “Los hongos son de la tierra y nos van a decir que los comamos en la montaña, no en la playa”. Finalmente los hongos nos esperarían en la montaña al atardecer, pero madrugaríamos para pasar el día en la playa.

Embarrados en la orilla entre la arena negra de Mazunte, allí donde empiezan las rocas, pasábamos el mediodía entre risas. De pronto apareció una vendedora con un canasto de pescadillas. Tenía hambre y le compré una orden, cinco pescadillas por veinte pesos.

Cuando la vendedora me alcanzó yo estaba cámara en mano, andaba tomando fotos de algunos amigos que jugaban a enterrarse. Pagué las pescadillas, las dejé en la roca sobre la que habíamos hecho el trato y me giré para tomar la llegada de una ola contra un cuerpo semienterrado. La ola no rompió, volteé y vi cómo de un abrazo las pescadillas volvían a la mar. De la rabia que sentí, cámara en alto corrí tras una de ellas como poseso, se la arranqué a la ola y me la metí a la boca con agua y arena y todo. Masticaba quieto, sintiendo en los pies la caricia de la ola que volvía. La vendedora ya no estaba, pero más que en ella pensé que la naturaleza todavía es demasiado perfecta."


Abrazo enorme. Miss u all.

Pablo DF.

mar said...

Hola!
Me ha encantado seguiros por el mundo a través de un espejo.
Os espero en Barcelona con el project-sky.
Un besito gigante!!

chicharito magnetico said...

Vaya paseada que has dado.
Borja el proyecto es muy bueno.
Saludos y un gran abrazo
Desde Vallarta ;)